CENTRO DE ADICCIONES Y DE DESINTOXICACIÓN · CENTRO ACREDITADO CATA · CENTRO PRIVADO DE ATENCIÓN DE TRANSTORNOS ADICTIVOS

Consecuencias y causas de la adicción al sexo

Las consecuencias de la adicción al sexo pueden ser de varios tipos y de diversa gravedad. Sin embargo, si hablamos de las causas por las que se genera esta adicción, estas son más limitadas y, como el resto de adicciones, puede compartir un origen común.

Causas de la adicción al sexo

Las causas de la adicción al sexo no difieren demasiado de las causas de otras adicciones. Como ellas, puede ser la causa de un malestar emocional, de un problema en la gestión de las emociones o de una carencia anterior que se manifiesta a través de la adicción. Las personas adictas al sexo buscan respuesta a esa carencia, es decir, buscan aliviar esa inquietud a través del sexo, tratándose para ellos de una conducta gratificante. Al final, se trata de una espiral, cuanto más se reduce la molestia, mayor será la satisfacción. Sin embargo, a medida que se repite la conducta adictiva, mayor será la frecuencia necesaria para encontrar satisfacción. Del mismo modo, la culpa, la ansiedad y la sensación de vacío no tardarán en aparecer.

Por otro lado, más que causas, también podemos hablar de ciertos factores o circunstancias que pueden desencadenar una adicción al sexo. Por ejemplo, pueden actuar como causas determinados desequilibrios en los bioquímicos naturales del cerebro como la serotonina o la dopamina y también puede actuar como factor de riesgo el fácil acceso a los contenidos sexuales.

Consecuencias de la adicción al sexo

Algunas de las consecuencias de la adicción al sexo pueden ser las siguientes:

  • Trastornos mentales como depresión o ansiedad. Se deben principalmente a los sentimientos de culpa, vergüenza, rechazo a uno mismo o baja autoestima.
  • Descuido de las obligaciones familiares o laborales, lo que puede provocar la pérdida del empleo o la pérdida de relaciones importantes.
  • Mayor riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual y de transmisión a otras personas.
  • Deudas económicas como resultado de los pagos por servicios sexuales o de pornografía.
  • Consumo o adicciones a otras sustancias como la cocaína o el alcohol.
  • Al final, todos los ámbitos o aspectos de la vida de la persona adicta al sexo se ponen en riesgo, como lo hace cualquier adicto a otras sustancias. El trabajo, la relación con la pareja o con la familia, las amistades, la estabilidad financiera… Todo corre el riesgo de desmoronarse. 
Más allá de las consecuencias, podemos hablar de una adicción al sexo cuando se dan las siguientes circunstancias:
  • Pensamientos, fantasías o impulsos sexuales en los que no puedes dejar de pensar, incontrolables, y que ocupan gran parte de tu tiempo.
  • Has intentado reducir la frecuencia de los encuentros o comportamientos sexuales o controlar tus impulsos y sentimientos sin éxito.
  • Alivio tras ciertas conductas sexuales que te ayudan a aliviar la tensión o para dejar atrás otros problemas o emociones, pero sientes culpa, vergüenza o remordimiento.
  • Imposibilidad para poner fin a las conductas sexuales a pesar de estar poniendo en riesgo tu salud, tu estabilidad laboral o tu entorno familiar.

Si te identificas con estas circunstancias o causas de adicción al sexo, es necesario que busques ayuda profesional.

Con el tratamiento y el apoyo adecuado, podrás dejar atrás la adicción y recuperar tu libertad. El sexo es un tema tabú en nuestra sociedad, pero no tienes nada de lo que sentirte avergonzado o culpable. Con ayuda, podrás iniciar un tratamiento y dejar atrás la adicción. No estás y nunca estarás solo. En EXII contamos con un equipo profesional, con amplia experiencia que te acompañará a lo largo del todo el camino, siempre de forma privada y confidencial. Contáctanos sin ningún compromiso para conocer nuestro tratamiento y hablar con un terapeuta de nuestra clínica.

EL TRATAMIENTO: el método exii

AFRONTA LA ADICCIÓN

En EXII consideramos que la adicción es consecuencia de un malestar anterior que la ha generado, no es, por tanto, la causa de la situación que ahora estás atravesando. Por ello, nuestro tratamiento va dirigido a resolver el problema original que provoca la adicción. Ayudamos a que el paciente se conozca a sí mismo para resolver la situación que le ha llevado a la conducta adictiva, ayudamos a que descubra la función de esa adicción y la carencia que suple. De este modo, no paliamos el problema, buscamos su abandono definitivo. Nuestro tratamiento es una metodología desarrollada a partir de nuestra larga experiencia, con alta tasa de recuperación y avalado científicamente.

Juntos vamos a conseguirlo

Juntos vamos a conseguirlo