Adicción a la cocaína

La cocaína es una droga muy adictiva cuyo consumo se inicia casi siempre en un ambiente lúdico: con amigos, después del trabajo con compañeros, en una fiesta o celebración… Además, sus efectos, sobre todo al principio, hacen que nos sintamos bien. La energía de nuestro cuerpo parece no agotarse, nos sentimos capaces de conseguirlo todo y disfrutamos de una personalidad plena que echaremos de menos los días que no consumamos. Tendremos la sensación de que su consumo se disfruta enormemente y que las personas que nos acompañan durante el mismo son casi como hermanos, unos amigos únicos. Tenemos con ellos una complicidad muy especial, difícil de superar.

Pero, todo cambia, y de un día para otro sin saber muy bien cómo, te ves consumiendo en soledad. Huyendo de tu familia y amigos, apagando el teléfono para que no nos obstaculicen el consumo, viéndote en sitios en los que nunca te hubieras imaginado y gastando dinero hasta endeudarte y dañar tu economía o la de tu familia. Las mentiras se convierten en algo habitual hasta el punto que pierdes la referencia de la verdad. Todo desemboca en conflictos continuos con la familia, promesas de que será la última vez y, sin saber cómo y pese a que lo has intentado, todo vuelve a repetirse.

¿Soy adicto a la cocaína?

Si esta situación te resulta familiar, podemos estar hablando de una adicción a la cocaína. Si es tu caso o el de alguna persona cercana, en EXII podemos ayudarte a afrontar la adicción, a recuperar tu vida. La situación en la que ahora te encuentras no te define, puedes cambiar y tienes derecho a ser feliz y libre, a vivir tu vida plenamente. Vamos a acompañarte durante todo el camino para que lo consigas.

El primer paso es reconocer el problema y querer solucionarlo. En muchas ocasiones, el adicto puede no ser consciente del problema, pero si la familia o la pareja reconoce el problema, su implicación puede hacer que el adicto se plantee su situación.

Pedir ayuda profesional es un gran paso y sabemos que tanto el paciente como la familia pasan unos momentos difíciles a la hora de iniciar el tratamiento. Pero, a pesar de las dificultades que todo esto acarrea, el resultado final será positivo para todos y el esfuerzo emocional habrá valido la pena. 

Si eres el familiar o la pareja de una persona con adicción a la cocaína puedes contactarnos y tener una cita con un terapeuta que te ayudará a hablar con el adicto y hacerle ver su adicción y la necesidad de recuperar su libertad poniendo fin a la situación que ahora atraviesa.

 

La gravedad de la adicción a la cocaína

La adicción a la cocaína tiene múltiples consecuencias, físicas y psicológicas no solo en el adicto, también en su entorno familiar.

La adicción a la cocaína causa efectos psiquiátricos en el organismo como ansiedad, cuadros psicóticos, delirios, idealización de tipo paranoide, compulsiones… La desconfianza y la incertidumbre son otros efectos asociados a las mentiras continuas o ausencia del adicto que puede mentir sobre su recuperación e incluso negar que siga consumiendo pese a signos evidentes. El adicto puede incluso estar escondiendo droga en su propia casa. 

La violencia puede ser una consecuencia más del consumo y de la adicción a la cocaína. Cuando una persona adicta no consigue la dosis que necesita puede ponerse violento y presentar problemas para razonar, llegando a golpear sin ser totalmente consciente de sus actos y consecuencias.

Pese a ello, es fundamental que el entorno que rodea a la persona que sufre adicción a la cocaína sea emocionalmente fuerte. Aunque tendrá que afrontar episodios dolorosos, aunque al final, todo valdrá la pena. En el caso de la familia, es fundamental que se mantenga unida para ayudar al adicto ya que hará lo posible para consumir, en algunos casos llegando incluso a robar. Por estos motivos, en el tratamiento de la adicción a la cocaína ayudamos a la familia y al entorno, para brindarles las herramientas que necesitarán para acompañar al adicto y para manejar sus propias emociones y sentimientos.

Las personas con adicción a la cocaína pueden pasar por diferentes recaídas durante la recuperación pues la cocaína es altamente adictiva. Por ello, el primer paso para poder ayudar a una persona a desintoxicarse de la cocaína es contactar con una cínica o equipo especializado que supervise el proceso y evite en la medida de lo posible, que el paciente pueda volver a recaer.

 

EL TRATAMIENTO: el método exii

AFRONTA LA ADICCIÓN

En EXII consideramos que la adicción es consecuencia de un malestar anterior que la ha generado, no es, por tanto, la causa de la situación que ahora estás atravesando. Por ello, nuestro tratamiento va dirigido a resolver el problema original que provoca la adicción. Ayudamos a que el paciente se conozca a sí mismo para resolver la situación que le ha llevado a la conducta adictiva, ayudamos a que descubra la función de esa adicción y la carencia que suple. De este modo, no paliamos el problema, buscamos su abandono definitivo. Nuestro tratamiento es una metodología desarrollada a partir de nuestra larga experiencia, con alta tasa de recuperación y avalado científicamente.

Juntos vamos a conseguirlo

Juntos vamos a conseguirlo