Adicción al movil y a las redes sociales

Consecuencias y causas de la adicción al móvil y redes sociales

Las consecuencias y las causas de la adicción al móvil y a las redes sociales pueden variar según la persona y el uso que esta haga de las mismas. 

Por otro lado, los síntomas que permiten detectar una adicción al móvil son claros, aunque también pueden variar del tipo de red social usada o de los videojuegos a los que se juegue. A continuación te resumimos algunas de las causas y consecuencias más habituales.

Causas de la adicción al móvil y a las redes sociales

Como todas las adicciones, la adicción al móvil es consecuencia de una circunstancia anterior, como un problema en la gestión emocional. Así, por ejemplo, una persona con problemas afectivos, con dificultades para comunicarse con los demás, que se encuentre atravesando una época de grandes cambios o una época difícil en su vida puede tener más posibilidades para desarrollar una adicción la móvil o a las redes sociales.
Justo por estos motivos, la adolescencia es una época en la que este tipo de adicción puede aparecer. Se trata de una época en la que se es especialmente vulnerable y en la que la personalidad todavía se está formando, en la que, del mismo modo, podemos sentir dificultades para expresarnos o para encontrar nuestra identidad.

Como en otras adicciones, lo que busca un adicto al móvil es la evasión de su realidad, que en ocasiones en dolorosa o a la que puede no saber enfrentarse,  la relajación, el reconocimiento o respuestas afectivas. Bien en las redes sociales o en los videojuegos, podemos dejar atrás lo que nos rodea, es fácil sumergirse en otras realidades o mundos más placenteros  e incluso perder la noción del tiempo.

Por otro lado, los videojuegos basados en la competitividad, contra otros o contra uno mismo, o las redes sociales basadas en los sistemas de «Me Gusta» y los deseos de aceptación o de reconocimiento, pueden ser factores de riesgo en la adicción al móvil. 

Consecuencias de la adicción al móvil y a las redes sociales

Como todas las adicciones, la adicción al móvil y a las redes sociales genera una serie de consecuencias que pueden ser psicológicas, pero también físicas. Algunas de las más habituales son las siguientes:

  • Dependencia del teléfono, estados de ansiedad o nerviosismo cuando no se puede hacer uso del mismo y comportamiento compulsivo que implica comprobar a toda hora nuevas notificaciones o actualizaciones en redes.
  • Aislamiento social, soledad y problemas de comunicación. Dificultad también para comunicarse cara a cara con otras personas.
  • Estados de insatisfacción, depresión, remordimiento, culpa y frustración. Bien porque el uso desmedido provoca la desatención de otras obligaciones o bien por la distorsión de la realidad en las redes sociales y la comparación permanente de nuestro estilo de vida y circunstancias con los estilos de vida de otras personas, sobre todo en redes sociales.
  • Peor desempeño académico o laboral. Debido a la pérdida de concentración en las tareas y obligaciones dado que toda la mayor parte de la atención se dedica al teléfono móvil.
  • Conflictos familiares o con la pareja. La falta de atención, la desatención de las obligaciones en el hogar y la dependencia del teléfono va provocando cada vez más discusiones hasta el punto que las relaciones pueden verse seriamente afectadas y romperse.
  • Problemas de cuello, manos o dedos debido a la sobrecarga y al uso excesivo de la pantalla y del teclado.
  • La distracción y la necesidad de consultar permanentemente el estado del teléfono móvil y sus notificaciones puede generar un mayor número de accidentes de tráfico con consecuencias que pueden ser fatales no solo para el adicto, también para su familia o terceras personas. Se apunta que en España el uso indebido del teléfono móvil es una de las principales causas de mortalidad en carretera. El uso del teléfono móvil por la calle sin prestar atención al entorno es también la causa de otros accidentes como tropiezos, atropellos, caídas y choques.
Con la ayuda profesional adecuada, la adicción siempre tiene salida. Puedes contactar ahora sin ningún compromiso y hablar con uno de nuestros terapeutas sobre la adicción al móvil y su tratamiento. En todo momento serás libre de aceptar o no el tratamiento, pero si lo haces, el equipo de EXII te acompañará a lo largo de todo el proceso para recuperar tu libertad. Nuestro compromiso e implicación contigo serán sinceros y juntos afrontaremos la adicción.

EL TRATAMIENTO: el método exii

AFRONTA LA ADICCIÓN

En EXII consideramos que la adicción es consecuencia de un malestar anterior que la ha generado, no es, por tanto, la causa de la situación que ahora estás atravesando. Por ello, nuestro tratamiento va dirigido a resolver el problema original que provoca la adicción. Ayudamos a que el paciente se conozca a sí mismo para resolver la situación que le ha llevado a la conducta adictiva, ayudamos a que descubra la función de esa adicción y la carencia que suple. De este modo, no paliamos el problema, buscamos su abandono definitivo. Nuestro tratamiento es una metodología desarrollada a partir de nuestra larga experiencia, con alta tasa de recuperación y avalado científicamente.

Juntos vamos a conseguirlo

Juntos vamos a conseguirlo