Síntomas de la adicción al Cannabis

Los síntomas que provoca la marihuana pueden ser de distintos tipos, tanto físicos como psicológicos. Del mismo modo, también podemos hablar de síntomas distintos a corto o a largo plazo.

Los efectos inmediatos de la marihuana, y sobre todo en los consumidores nuevos, es una sensación general de felicidad y de relajación. Por eso, muchas personas se autoconvencen de que fuman para relajarse. El consumo de porros también conduce a una falta de inhibición. También aumenta el apetito y la percepción de los sentidos.

Aunque en torno a la marihuana giran mitos sobre su menor peligrosidad que otras drogas por su componente natural, lo cierto es que su consumo puede causar la misma adicción que otras sustancias. Además, debemos considerar que las plantas son actualmente alteradas para aumentar la concentración de THC, la sustancia que provoca la adicción.

Síntomas de la adicción al cannabis

 A corto plazo el cannabis puede generar efectos como ataques de ansiedad o pánico, irritabilidad, distorsión de la percepción y pensamientos paranoicos, mala coordinación y equilibrio, poca concentración o reducción del tiempo de reacción.

Por su parte, los síntomas de la adicción al cannabis se desarrollan a largo plazo. Podemos hablar decir que existe una adicción al cannabis cuando se fuma todos o casi todos los días. Síntomas más concretos de la adicción a la marihuana son los siguientes:

  •  Imposibilidad de controlar el consumo. Aunque el consumidor se proponga dejar de fumar o reducir su consumo no es capaz de hacerlo. Además, cuando lo intenta sufre el síndrome de abstinencia. El dolor de cabeza, la sudoración excesiva, la fiebre, los escalofríos, la depresión, los problemas para dormir, el cansancio o la irritabilidad son algunos de los síntomas más comunes del síndrome de abstinencia por cannabis.
  • Aumento del consumo de cannabis. Como muchas otras drogas, el consumo habitual de cannabis genera el denominado efecto tolerancia. Esto significa que cada vez se necesitará consumir una mayor cantidad de marihuana para conseguir los efectos deseados.
  •  Ausencias repetitivas en casa, en el trabajo o en las clases. El adicto pasa cada vez más tiempo consumiendo y consiguiendo marihuana. También recuperándose de sus efectos. Ello le impide atender todas sus responsabilidades. Igualmente, es habitual que la persona empiece a pasar menos tiempo haciendo otras actividades o abandona sus hobbies o aficiones. El consumo y su planificación le roban la mayor parte de su tiempo.
  • Gran parte del tiempo la persona está bajo los efectos de la sustancia. 
  • También son habituales los problemas de sueño, cambios en el apetito, baja autoestima, cansancio físico, insatisfacción con sus niveles de productividad en la escuela o en el trabajo y sentimientos de culpabilidad tras el consumo.
Si identificas alguno de estos síntomas de la adicción de la marihuana, contáctanos sin compromiso. Te ayudaremos a afrontar tu adicción.

Consumo de cannabis en la adolescencia, ¿cómo saber si tu hijo fuma porros?

El consumo de la marihuana durante la adolescencia es especialmente peligroso. Los menores de 15 años todavía no tienen el cerebro totalmente desarrollado, por ello, una adicción a la marihuana puede tener daños irreversibles y graves consecuencias en su desarrollo. Incluso, pueden tener más posibilidades de desarrollar de adultos otras enfermedades como la esquizofrenia o episodios de depresión.

Al final, las causas de una adicción a la marihuana en jóvenes o adolescentes no dista demasiado del origen de otros tipos de adicciones. El consumo que al principio tiene un componente de ocio pronto se convierte en una vía de escapa, una forma de alejarse de la realidad, especialmente si esta resulta complicada o difícil de gestionar.

Podemos identificar el consumo de porros entre adolescentes a través de los siguientes comportamientos: problemas de concentración y memoria, empeoramiento de las calificaciones o faltas repetitivas a clase, problemas respiratorios, abandono o falta de interés en sus hobbies o pasatiempos, pasar menos tiempo con la familia y los amigos y estar, en general, más ausente o fuera de casa. La irritabilidad, la agresividad, ansiedad o episodios paranoicos son también habituales.

EL TRATAMIENTO: el método exii

AFRONTA LA ADICCIÓN

En EXII consideramos que la adicción es consecuencia de un malestar anterior que la ha generado, no es, por tanto, la causa de la situación que ahora estás atravesando. Por ello, nuestro tratamiento va dirigido a resolver el problema original que provoca la adicción. Ayudamos a que el paciente se conozca a sí mismo para resolver la situación que le ha llevado a la conducta adictiva, ayudamos a que descubra la función de esa adicción y la carencia que suple. De este modo, no paliamos el problema, buscamos su abandono definitivo. Nuestro tratamiento es una metodología desarrollada a partir de nuestra larga experiencia, con alta tasa de recuperación y avalado científicamente.

Juntos vamos a conseguirlo

Juntos vamos a conseguirlo