CENTRO DE ADICCIONES Y DE DESINTOXICACIÓN · CENTRO ACREDITADO CATA · CENTRO PRIVADO DE ATENCIÓN DE TRANSTORNOS ADICTIVOS

Consecuencias y causas de la adicción a la cocaína

La adicción a la cocaína tiene consecuencias a largo plazo que ponen en grave peligro la salud del adicto. Igualmente, algunas de las consecuencias de la adicción a la cocaína se trasladan al entorno del paciente, en forma de presión o conflictos.

Adicción a la cocaína, consecuencias principales

Al contrario de lo que se puede pensar, no se necesita consumir cocaína durante un largo periodo de tiempo para que aparezcan las consecuencias más graves de la adicción. Algunas de ellas pueden aparecer en un corto plazo, incluso las primeras veces en las que se consume. Es más, el adicto puede tener patologías previas desconocidas que agraven las consecuencias de su consumo. Sin olvidar que la cocaína es una sustancia tóxica para nuestro organismo y sus procesos.

A nivel físico y psicológico, para el adicto, las consecuencias a largo plazo de la adicción a la cocaína son:

  • Problemas arteriales y cardíacos. Se producen por que la cocaína es un vasodilatador, que puede aumentar de forma progresiva la presión arterial provocando taquicardias, y, de forma más grave infartos de miocardio, ictus o incluso la muerte súbita cardiaca. Cuando el adicto tiene patologías cardiacas previas, conocidas o desconocidas, el problema puede ser aún más grave.
  • Problemas respiratorios. Como los aumentos de la frecuencia respiratoria, respiración irregular, edemas pulmonares, hemorragia pulmonar, infecciones respiratorias o cuadros asmáticos debido a la toxicidad de la cocaína. Del mismo modo, también puede destruir las mucosas nasales y en los casos más graves, el tabique nasal afectando a la estructura de la nariz.
  • Problemas renales y hepáticos, como, por ejemplo, los fallos renales agudos. De nuevo, producidos por la toxicidad de la sustancia.
  • Enfermedades digestivas. Especialmente, cuando se consume por vía oral puede causar úlceras gastroduenales, hemorragias, perforaciones y, con el tiempo, gangrena de los intestinos.
  • Enfermedades mentales. Con el consumo de cocaína empeora la capacidad cognitiva, es decir, la que afecta a la ejecución y desarrollo de tareas, la memoria o el aprendizaje. Aumentan también los ataques de ansiedad y de depresión, los episodios violentos y los cuadros de psicosis, paranoias y alucinaciones, provocados, entre otros, por la hipersensibilidad del tacto, el olfato y el oído. 
  • Otros problemas habituales son también los de tipo económico y financiero, los engaños y mentiras constantes hasta el punto de perder la referencia de la verdad y la incapacidad de atender responsabilidades familiares, sociales o laborales. 
  • En el entorno familiar, es habitual que se produzcan conflictos y tensiones provocadas no solo por el consumo sino también por sus consecuencias. Es habitual que los más allegados también sufran ansiedad o depresión. Por ese motivo, el tratamiento de adicción de la cocaína también debe proporcionarles las herramientas necesarias no solo para apoyar al adicto, sino también para que los familiares o la pareja sepan como lidiar con sus propias emociones y sentimientos.

Causas de la adicción a la cocaína

No hay un solo motivo que pueda servir como causa de la adicción a la cocaína. En la mayoría de los casos, esta se desarrolla como consecuencia de una carencia o dificultad anterior que no hemos podido controlar o a la que no hemos sabido enfrentarnos. Se usa la sustancia para evadirnos de esa realidad que nos hace daño, para distanciarnos de ella. El adicto tiene la creencia que, sin la sustancia, cocaína en este caso, no podrá hacer frente a su día a día. Además, puede existir una mayor predisposición al consumo de cocaína por otros factores como la presión social, el consumo en el grupo de amigos o círculos más cercanos, la educación y el entorno, etc.

Sin embargo, no necesitas conocer la causa de la tu adicción a la cocaína para iniciar un tratamiento y recuperar tu libertad. En EXII trabajaremos juntos para buscarla y ponerle solución. Igualmente, te daremos las herramientas que necesitas para conocerte a tí mismo e identificar aquellas situaciones de tu entorno que te conducen a la adicción.

EL TRATAMIENTO: el método exii

AFRONTA LA ADICCIÓN

En EXII consideramos que la adicción es consecuencia de un malestar anterior que la ha generado, no es, por tanto, la causa de la situación que ahora estás atravesando. Por ello, nuestro tratamiento va dirigido a resolver el problema original que provoca la adicción. Ayudamos a que el paciente se conozca a sí mismo para resolver la situación que le ha llevado a la conducta adictiva, ayudamos a que descubra la función de esa adicción y la carencia que suple. De este modo, no paliamos el problema, buscamos su abandono definitivo. Nuestro tratamiento es una metodología desarrollada a partir de nuestra larga experiencia, con alta tasa de recuperación y avalado científicamente.

Juntos vamos a conseguirlo

Juntos vamos a conseguirlo