CENTRO DE ADICCIONES Y DE DESINTOXICACIÓN · CENTRO ACREDITADO CATA · CENTRO PRIVADO DE ATENCIÓN DE TRANSTORNOS ADICTIVOS

Síntomas del alcoholismo

Los síntomas del alcoholismo pueden ser de varios tipos. Podemos identificar el alcoholismo en determinados comportamientos, pero también en algunos cambios físicos o de personalidad. Como hablamos de una droga socialmente aceptada y legal, en algunos casos es difícil detectar el problema. Del mismo modo, no es necesario beber grandes cantidades de alcohol o beber todos los días para hablar de adicción al alcohol. 

De este modo, a lo largo de nuestra experiencia, en EXII hemos identificado las situaciones más habituales relacionadas con el consumo y en las que existe un problema de alcoholismo:

  • Un síntoma de alcoholismo lo encontramos en personas que aparentemente controlan su consumo, pero que cada cierto tiempo, por ejemplo, una vez a la semana, los fines de semana o cada quince días,  sufren un episodio en el que beben de forma compulsiva, creando conflictos con las personas que se encuentren con ellos en ese momento y sufriendo lagunas o pérdidas de memoria.

     

  • Otra manifestación del alcoholismo la encontramos en las personas que beben diariamente varias copas de vino o varias cervezas, en general, bebidas de baja graduación. Como consecuencia de dicho consumo, el alcohólico suele experimentar conflictos familiares o problemas en el ámbito laboral. No obstante, no asocia dichos problemas con su consumo de alcohol pues se autoengaña y se siente a salvo al pensar que no consume bebidas de alta graduación.
    Sin embargo, podemos estar hablando de consumos de cinco cervezas diarias y varias copas de vino más los momentos de excesos durante periodos de varios años.
  • Por último, el síntoma de alcoholismo más evidente es el de las personas que diariamente consumen alcohol destilado de alta graduación en cantidades de entre cuatro o cinco copas al día. En esta situación es difícil no percatarse del problema, sin embargo, el adicto no es consciente de las cantidades que está consumiendo y tampoco del tiempo, años en la mayoría de casos, a lo largo de los cuales se ha prolongado su consumo.
Beber alcohol de forma compulsiva, no poder controlar cuánto se bebe o los episodios de irritabilidad o agresividad cuando no se bebe son también claros síntomas.

Síntomas físicos y psicológicos del alcoholismo

Los cambios en el comportamiento o en la personalidad, además de la posible visualización del consumo, son los síntomas más habituales del alcoholismo. Para una persona alcohólica, todo gira alrededor de la bebida. Pasa mucho tiempo bebiendo, planificando el consumo y recuperándose de las consecuencias. Por ello, no puede cumplir con sus tareas o responsabilidades en el ámbito laboral y familiar y sus relaciones empiezan a deteriorarse. Posiblemente, mentirá sobre su consumo real y lo planificará en secreto, sintiéndose culpable después. Pese a ello, no puede dejar de beber, llegando a perder el control y, aunque intente dejarlo mostrará síndrome de abstinencia

Por otro lado, con el tiempo aumentará su consumo de alcohol debido al fenómeno de tolerancia, agravándose el problema y apareciendo también otros problemas económicos.

El alcoholismo además puede generar otras enfermedades con consecuencias visibles así como problemas psicológicos, con ellos es posible visibilizar o darse cuenta de la adicción.

Síntomas físicos del alcoholismo

A nivel físico, algunos de los síntomas del alcoholismo pueden ser:

  • Envejecimiento prematuro.
  • Retención de líquidos, aumentos o pérdidas drásticas de peso.
  • Gastritis y cirrosis, detectable por la ictericia, una decoloración amarilla en piel y ojos. El enrojecimiento de los capilares del rostro también suele ser habitual.
  • Higiene o aspecto personal descuidado y descuidos en la alimentación.
  • Trastornos del sueño y encefalopatías de diferentes tipos.

Síntomas psicológicos del alcoholismo

Las lagunas o pérdidas de memoria tras el consumo, el cambio de personalidad cuando se bebe, la depresión, el sentimiento de culpabilidad tras el consumo, el síndrome de abstinencia que puede llegar a ser mortal, son otros sìntomas del alcoholismo.

Si te sientes identificado con estos síntomas o ves a alguien reflejado en ellos, es el momento de pedir ayuda. Ahora puedes dejarlo y recuperar tu libertad o acompañar a ese ser querido a recuperarla. En EXII caminaremos a tu lado, con compromiso y decisión. Nuestro objetivo va más allá de dejar la bebida, queremos que recuperes tu libertad y tu bienestar.

EL TRATAMIENTO: el método exii

AFRONTA LA ADICCIÓN

En EXII consideramos que la adicción es consecuencia de un malestar anterior que la ha generado, no es, por tanto, la causa de la situación que ahora estás atravesando. Por ello, nuestro tratamiento va dirigido a resolver el problema original que provoca la adicción. Ayudamos a que el paciente se conozca a sí mismo para resolver la situación que le ha llevado a la conducta adictiva, ayudamos a que descubra la función de esa adicción y la carencia que suple. De este modo, no paliamos el problema, buscamos su abandono definitivo. Nuestro tratamiento es una metodología desarrollada a partir de nuestra larga experiencia, con alta tasa de recuperación y avalado científicamente.

Juntos vamos a conseguirlo

Juntos vamos a conseguirlo