Centro Privado de Atención de Trastornos Adictivos (CATA): Unidad de Tratamiento de Adicciones en Alicante / 685 987 453

Antes situados en el Perpetuo Socorro de Alicante, desde hace poco en nuestra propia Clínica Privada en el centro de Alicante.

Centro para la Adicción a la cocaína en Alicante

¿Tengo un problema con la cocaína? Responde  la dirección de Exii.

Se suele siempre empezar a consumir cocaína de manera lúdica, en los comienzos se tiene la sensación de que  disfrutamos  enormemente, a los que nos acompañan en el consumo  los sentimos como si de nuestros  propios hermanos se tratase, la energía del cuerpo parece no agotarse y encima creemos sentir una plenitud en nuestra personalidad que echaremos de menos en los días cotidianos.

Sin embargo, llega el momento que explica  porque está ilegalizada esta sustancia.  De un día para otro,  me veo consumiendo en soledad, dando vueltas sin rumbo, apagando el teléfono para que me familia no me obstaculice el consumo, viéndome en sitios en los que jamás me hubiera imaginado verme, gastando dinero hasta el punto  de dañar la economía familiar e incluso endeudarme, mintiendo  hasta que ya pierdo la referencia de la verdad, conflictos continuos con mis familiares, prometer y prometer que va a ser la última vez y sin saber cómo, verme ahí otra vez.

En el centro de desintoxicación en Alicante de Exii se realiza un tratamiento completo para la adicción a la cocaína. Habla ahora con un terapeuta de la clínica.

Las personas con adicción a la cocaína pueden pasar por diferentes recaídas durante el tratamiento de recuperación, debido a que la cocaína es una droga adictiva. Algunos estudios explican que durante el período de abstinencia se pueden llegar a tener recuerdos asociados al consumo de esta droga llegando incluso a tener deseos de volver a consumir y acabar recayendo de nuevo.

El consumo de cocaína tiene efectos psiquiátricos en el organismo, sus principales efectos son cuadros de ansiedad, compulsiones, idealización de tipo paranoide, cuadros psicóticos, desarrollo de ideas delirantes, etc

La adicción a la cocaína hace que el entorno del consumidor corra peligro. En el caso de la familia, es primordial que se mantenga unida para poder ayudar al adicto ya que hará lo posible para poder consumir, como por ejemplo robar.

La desconfianza y la incertidumbre son otros de los efectos negativos que puede causar el consumo de cocaína, ya que el adicto puede mentir sobre su recuperación e incluso negar que siga consumiendo y estar escondiendo droga en su propia casa.

Por otro lado, la violencia puede ser una consecuencia más de la adicción y el consumo de cocaína. Una persona adicta cuando no consigue la dosis puede llegar a ponerse violento y tener problemas para razonar, llegando a golpear sin ser totalmente consciente de sus actos.

Es fundamental que el entorno que rodee a un adicto a la cocaína sea fuerte emocionalmente, ya que deberá afrontar episodios bastante dolorosos.

El primer paso para poder ayudar a una persona a la desintoxicación de la cocaína es buscar un especialista que supervise el proceso y evite que el paciente pueda volver a recaer.

Los tratamientos deben hacerse en una clínica de desintoxicación a la cocaína especializado e incluso en algunas ocasiones será necesario internar al paciente para que se aleje de ciertos ambientes y pueda recuperar sus hábitos de vida y recupere sus valores.

El tratamiento de desintoxicación de la cocaína pasa por dos tipos de abstinencia, la física, que es pasajera, y la psicológica. Esta última es la responsable de que algunos pacientes vuelvan a recaer, debido a que el paciente se ha ido alimentado de mentiras y falsas creencias. La terapia psicológica se divide en dos fases, la primera está centrada en que la persona consiga dejar la adicción y para que esto suceda es necesario el uso de diferentes técnicas, en la segunda fase el tratamiento las técnicas y el trabajo se centran en la inserción de la persona a la vida cotidiana.

Tanto el paciente como la familia pasan por unos momentos difíciles a la hora de iniciar el tratamiento pero a pesar de las dificultades que puede acarrear todo esto, el resultado final es positivo tanto para el paciente como para la familia.