CENTRO DE ADICCIONES Y DE DESINTOXICACIÓN · CENTRO ACREDITADO CATA · CENTRO PRIVADO DE ATENCIÓN DE TRANSTORNOS ADICTIVOS

Consecuencias y causas de la adicción a las nuevas tecnologías

Mientras que una o varias causas pueden explicar la adicción a las nuevas tecnologías, las consecuencias de este tipo de adicción pueden ser varias y de diversos tipos. Las hay de tipo psicológico, pero también de tipo físico e incluso social.

Causas de la adicción a las nuevas tecnologías

Aunque la adicción  las nuevas tecnologías no se asocia a ninguna sustancia, su origen puede ser parecido. Y es que las personas cuando atravesamos por algún momento o etapa difícil, o vivimos situaciones o circunstancias que nos provocan algún tipo de malestar o carencia, tendemos a buscar formas de paliar ese sufrimiento o de mitigar los acontecimientos dolorosos que sufrimos, a veces, sin ser conscientes del todo de que los sufrimos. De este modo, las nuevas tecnologías, los videojuegos, las redes sociales o incluso las aplicaciones de mensajería pueden ser una forma de escapar de esa realidad y sumergirse en otra que resulta más agradable, donde esa problemática no existe. Los problemas familiares, la falta de autoestima, las dificultades sociales u otras situaciones de estrés pueden ser factores de riesgo para desarrollar una adicción, en concreto, a las nuevas tecnologías.

Además, si bien no se trata de una causa directa, las nuevas tecnologías incorporan determinadas funciones o características que pueden favorecer las conductas adictivas. Por ejemplo, las redes sociales basadas en los “Me Gusta” o “Likes”, pueden actuar como gratificación tratándose además de una recompensa fácil e inmediata, la accesibilidad también sencilla a cualquier juego o red social, la falta de límites, el hecho de que socialmente los videojuegos y las redes sociales no se perciban como dañinos para la salud…  

Consecuencias de la adicción a las nuevas tecnologías

Como hemos comentado, las consecuencias de la adicción a las nuevas tecnologías pueden ser de varios tipos. Estas son algunas de las más habituales.

  • Estados de depresión, insatisfacción, culpa y frustración, causadas por la distorsión de la realidad que provocan los videojuegos o las redes sociales, en estas últimas, se suma además la comparación permanente de nuestros estilos de vida o características físicas con los de otras personas. Los cambios de humor o la agresividad también suelen ser habituales.
  • Aislamiento social al internarnos en una “realidad” ficticia y desatender la real. Aunque con las nuevas tecnologías se puede interactuar, las relaciones son frías o distantes, lo que también puede ocasionar soledad o depresión. Por otro lado, con la adicción a las nuevas tecnologías podemos dedicarle menos tiempo a nuestro entorno, familia y amigos, quedándonos cada vez más solos y desarrollando problemas de comunicación o para relacionarnos con otras personas.
  • Alteraciones del sueño, pérdida o aumento de peso, descuido de la higiene personal… Todo ello se debe a que el adicto se descuida a sí mismo, lo más importante para él será mantenerse en contacto, actualizar sus redes sociales o seguir jugando.
  • Problemas neurológicos como migrañas o, en la adicción  los videojuegos, determinados tipos de epilepsia.
  • Problemas físicos como la pérdida o dificultad de visión, problemas de espalda, de cervicales o de las articulaciones y músculos, como por ejemplo, el síndrome del túnel carpiano. Se deben al desgaste de los dedos, de las manos o de los brazos al utilizar la pantalla o bien el teclado o el ratón por su uso excesivo o en estado de tensión.
  • Pensamientos obsesivos
  • Taquicardias y problemas de tensión. Atribuibles a los estados de nerviosismo que pueden causar algunos videojuegos.
Es importante recordar que las nuevas tecnologías o los videojuegos se perciben como una forma de ocio o de entretenimiento más, pero como todo, su uso excesivo o adicción puede tener graves consecuencias para la salud.

EL TRATAMIENTO: el método exii

AFRONTA LA ADICCIÓN

En EXII consideramos que la adicción es consecuencia de un malestar anterior que la ha generado, no es, por tanto, la causa de la situación que ahora estás atravesando. Por ello, nuestro tratamiento va dirigido a resolver el problema original que provoca la adicción. Ayudamos a que el paciente se conozca a sí mismo para resolver la situación que le ha llevado a la conducta adictiva, ayudamos a que descubra la función de esa adicción y la carencia que suple. De este modo, no paliamos el problema, buscamos su abandono definitivo. Nuestro tratamiento es una metodología desarrollada a partir de nuestra larga experiencia, con alta tasa de recuperación y avalado científicamente.

Juntos vamos a conseguirlo

Juntos vamos a conseguirlo